Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Aceptar

Pukka y Nael - gato en adopción

 Pukka y Nael

Pukka y Nael

Estado: en adopción

Desde: 30-11--0001

Especie: gato

Sexo: Hembra

Edad: Joven (2 años y 11 meses )

Tamaño: Mediano

Raza: Comun Europeo

Lugar: Madrid (Madrid)

Descripción

Nael, 4 años (naranja) es un gato muy tranquilo y pachon, es obediente y una bolita de lo más achuchable.
Pide mimitos porque es muy cariñoso pero no de continuo, le gusta tener su espacio y aunque no esté pegado a ti continuamente, siempre estará sin perderte de vista haciéndote compañía.
Pukka, (atigrada 2 años) por otro lado es la curiosa e intrépida, siempre es la avanzadilla y es juguetona. Sola con juguetes pero mejor si es con Nael, al que insiste e insiste hasta que se anima a correr tras ella y a jugar.
Es adorable, le gusta estar encima y que la soben a cada momento.
Pukka y Nael son perfectos para llenar de vida una casa y sobre todo cariño. De carácter inmejorable, y están testados y sanotes.
Si van juntos sería genial, no dan ni guerra ni trabajo porque los dos se complementan, por separado también son buenos gatos, ellos solo quieren cariño y que les cuiden, te animas a ser tú?
Su familia pensó que no había sitio para ellos en su equipaje ni en su nueva vida por lo que los dejaron abandonados en la calle.
Lloraban por verse solos, pasaron miedo, y su desesperación les llevaba a intentar una y otra vez entrar por las ventanas a la que hasta ese momento había sido su casa pero todo para ellos estaba cerrado.
Por suerte unas vecinas que les oían llorar sin parar les dieron de comer y algún que otro mimo.
Ahora viven en una casa de acogida dónde esperan con impaciencia un hogar al que llenar de ronroneos.
en adopción
Publicado en Bambú difunde el 17-04-2019

¿Quieres saber más sobre Pukka y Nael ?