Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Aceptar

Buki - perro en adopción

 Buki

Buki

Estado: en adopción

Desde: 15-03-2019

Clase: perro

Sexo: Macho

Edad: Abuelete (11 años y 9 meses )

Tamaño: Mediano

Raza: Cocker

Lugar: Lleida (Lleida)

Descripción

UNA VIDA POR DELANTE
Nací unos 11 años atrás que todo esto ocurriera. En ese tiempo, yo vivía feliz. No recuerdo donde, no recuerdo con quien, pero sé que era feliz. Lo sé, porque recordarlo me pone muy triste. Quizás es por esto que mi memoria me lo ha borrado. Lo ha borrado casi todo. Dicen por ahí, que cuando un recuerdo duele mucho nuestro cerebro decide borrarlo para evitar nuestro sufrimiento. Quizás es por esto, que esto ya no sigue allí.

En ese tiempo, era todavía un cachorro joven. Recuerdo que jugaba, corría y era querido. Aquí ya no recuerdo más. Mi memoria hace un stop. Hay una laguna enorme en este punto de aquí. Aún me acuerdo, eso si, de unas manos. Unas manos que acariciaban mi rostro, mi cara, mi tripa y unas manos que cogían de mi cabeza y me susurraban al oído que yo siempre iba a formar parte de aquello. Aquello que soñaba era real. Ya no era un mero sueño, era una vida, era un hogar, era una tranquilidad, una confianza en mi mismo. Una seguridad que nunca creí que iban a robarme.

Pasaron los años y fui haciéndome más y más mayor. Ya no salía a correr como antes, porque me cansaba más fácilmente, claro está. Dejé de ser aquel cachorro juguetón. No era que ya no fuera mimoso, no. Yo seguía siendo igual de dulce pero mi edad no perdonaba. No podía hacer lo mismo que hacía antes, pensé. Quizás por esto acabé aquí. Quizás por esto no supieron que hacer de mi. No sé en que día fue, porque mi memoria ha logrado que ese día se haya borrado de mi corazón. Pero en él, veo como una mancha, algo negro puede ser. No logro saber que es. Cada vez que veo a un voluntario esa mancha desaparece y vuelve a aparecer. No entiendo muy bien que es. Algunos de mis compis dicen que eso significa que mi corazón guarda un amor que no fue correspondido, y por eso teme el volver a amar a otro ser humano.

Puede que mi vida haya cambiado para siempre, no estoy seguro de ello. No sé exactamente en que momento, alguien decidió por mi y quiso cambiar el rumbo de mi vida. Creo que nunca lo sabré , ni siquiera lo pretendo. Solo sé que por ahora y contra todo pronóstico, tengo una vida por delante.

Buki tiene 11 años y entra en el Proyecto Cama Caliente/Fresquita. Su adopción solo cuesta 30 euros, el cambio de nombre de chip. Se entrega castrado, vacunado, desarasitado y chipado. La prote se hará cargo de los posibles gastos veterinarios que necesite el animal y que se hayan acordado al formalizar la adopción.

en adopción
Publicado en Bambú difunde el 15-03-2019

¿Quieres saber más sobre Buki ?